¡Te necesitamos!






Traducción Español-Inglés: Nina
Traducción Inglés-Japonés: DayDrop


  • 1 Equivale a Senpai en la jerga japonesa.
  • 2 ERA (Earned Run Average) es el promedio de carreras limpias y es una medida de la efectividad de un lanzador. BH (Designated Hitter) es el bateador designado y puede sustituir el turno al bate del lanzador.
  • 3 Jugada de golf en la que se introduce la bola en el hoyo con dos golpes de más sobre el total fijado por el par.

Tatsuki se puso furioso –No, es broma, no lo hizo, en realidad no. Él pensó ¿Por qué? Sin embargo. El 99% de las veces podía recuperarse en una sola noche, pero por casualidad se encontró a su colega senior al salir, así que gritó, "¡Tengo algo de lo que quiero hablar contigo!" Luego irrumpió en su taxi para seguirlo a casa. Su colega odiaba discutir frente a la gente, por lo que su rostro se contrajo muy sutilmente, pero no lo rechazó. Por otro lado, durante el viaje en taxi inundó a Tatsuki con mensajes de LINE que decían, Estás muerto. Te voy a matar. Estas muerto. Te voy a matar. Más te vale que borres esto después de leer esto. Te voy a matar.

"Hombre, ¿qué te trae por aquí, Minagawa?"

Su colega, Kunieda Kei, esencialmente vivía junto con su novio. Esta información y el hecho de que debajo del gentil exterior de príncipe había una persona increíblemente diferente eran totalmente secretos. Su novio, Tsuzuki Ushio, en realidad era un tipo muy agradable, y aunque Tatsuki irrumpió en ellos de esta manera, no mostró ningún indicio de que le molestara.

"Alguien se puso frenético dándose de jefecito, así que estoy cuidando un ego herido."

"Increíble, así que tú también puedes sentirte herido", comentó Kei secamente.

"Bueno, realmente no me siento herido."

"¡Entonces ve a casa!"

"¿Qué tal si frito unas gyozas para nosotros?"

"¡¡Hurra!! ¿Puedes prepararlas con mucha corteza crujiente, por favor?"

"¡Tómate un trago de un poco de aceite de chile!"

Las gyozas estaban crujientes y con mucho relleno. El sabor era suave, sin cebollino chino ni ajo adentro, probablemente por consideración al trabajo de Kei, y Tatsuki sintió que podía comer un número ilimitado de ellas.

"Kunieda-san, ¿alguna vez has hablado con Souma-san, el productor de GoGo?"

"No, nunca."

"Yo tampoco, pero hoy lo vi por casualidad, y me echó una bronca gratuita. Que no debería confundirme y pensar que estoy al nivel de Asou o Kunieda."

"Oye, después de todo es un tipo decente..."

"No, no, no, no creo eso en absoluto, ¿sabes? De todos modos, no quiero que me pongan con gente como tú, Paisen1. ¡En todos los sentidos!"

"¡Bastardo, deja la gyoza y lárgate!"

"¿Así que no tienes idea de por qué te odia tanto?" Ushio preguntó mientras llenaba el vaso vacío de Tatsuki con cerveza (un tipo tan agradable).

"No tengo ni la más mínima idea."

"Por supuesto que sí. Con sólo respirar como un idiota."

"Bueno, no tengo branquias, ¿de acuerdo? ... Creo que no le agradé por la impresión que le di. Puede ser bastante draconiano por lo que escuché."

"Probablemente estás sorprendido porque piensas que le gustas a todos en el mundo-"

"¿Ese no eres tú, Kunieda-san? ...De todos modos, no creo eso en absoluto. No es que me todas las personas que conozco."

"Por GoGo, ¿te refieres a Go Go Dash?"

"Sí."

"Puedo entender lo que quieres decir con draconiano de alguna manera."

“¿Eh? ¿De Verdad?"

“El productor inculca mucho de sí mismo en su programa. Realmente no puedo explicarlo muy bien, pero cuando veo The News, hay momentos en los que pienso, 'Sí, eso es muy Shitara-san'".

Ushio era un cineasta y parecía que podía sentir algo sobre los creadores de lo que Tatsuki no tenía ni idea.

"GoGo es realmente intrincado y denso cuando miras cómo está compuesto. Verás pequeños trucos sutiles aquí y allá, como una salsa secreta que le da su carácter. Prestan mucha atención a los pequeños detalles, pero no les importa particularmente si la audiencia se da cuenta o no. Solo siento esta dedicación pura a su oficio. De todos modos, está muy bien hecho, pero lo más importante es que es divertido y creo que es asombroso. Por eso, eeh, Souma-san, ¿no? Incluso si es una persona difícil de trabajar, la gente lo pasará por alto debido a su trabajo. Hay mucha gente así en la industria."

"Sí, eso es verdad…"

Tatsuki comió hasta que estuvo satisfecho y Kei estaba emitiendo un aura tan fuerte de vete de aquí que casi podía verla. Entonces Tatsuki decidió que era hora de irse. Ushio lo hasta el primer piso.

"Me llamó un aficionado de segunda."

Los dos vivían en el quinto piso sin ascensor, por lo que Tatsuki habló mientras bajaban las escaleras.

“¿Te refieres a ese productor? Oh, realmente no es propio de ti. ¿Realmente estás molesto por eso?”

"Hmmm... Bueno, el otro día estaba trabajando en un video de felicitaciones para la recepción de la boda de un colega. Estoy a cargo de la narración, pero el director dijo que no podía hacerlo emotivo en absoluto. Que no tenía nada debajo de la superficie."

"¿Quizás solo lo dijo porque se siente cómodo diciéndoselo a ti?"

“Pero la gente nunca haría ese comentario sobre Kunieda-san. A él no le importan los demás, pero leerá algo que hará llorar a todos."

Tatsuki dio cada paso pisando su sombra mientras se proyectaba sobre sus pies. Cuando llegaron al primer piso, Tatsuki concluyó la conversación con un "Bueno, lo que sea."

Continuó, "¡No es como si pudiera hacer algo al respecto de todos modos pensando en ello!"

"Por otro lado, estoy seguro de que Kunieda-san no puede leer las cosas como tú. A veces solo necesitas al hombre adecuado para el trabajo adecuado. Y eso está bien, ¿verdad?”

"Si, tienes razón. Oh, viene un taxi. ¡Muchas gracias por la comida! ¡Buenas noches!"

"Cuídate."

Tatsuki se subió al taxi y le dio al conductor su dirección. Luego dijo, "Me voy a dormir", antes de apoyar la cabeza contra la ventana y cerrar los ojos. Si no se aseguraba de decirlo, los conductores tendían a intentar hablar con él.

La verdad era que había algo que molestaba a Tatsuki, pero no se atrevía a decirlo.

Shin había escuchado a Sakae regañarlo, y se quedó allí sentado y no dijo una palabra. Pero después, había dicho, Lo siento, su voz débil y rebosante de culpa. ¿Se estaba disculpando por no decir algo? ¿O se estaba disculpando por la mala educación de su productor?

"...Hnn, ¿cuál es ~?"

"¿Eh?"

De repente, Tatsuki había hablado en voz alta, por lo que el conductor miró hacia atrás presa del pánico y preguntó, "¿Voy por el camino equivocado?"

“Uh, no, lo siento. Solo estoy hablando en sueños."

"Sin embargo, sonó muy alto y claro."

"La gente me dice eso todo el tiempo ~"

Tatsuki odiaba la idea de la segunda opción. Le hacía sentirse aún peor recibir una disculpa por el comportamiento de otra persona. ¿Qué era el tipo, un estudiante de primaria?

Pero espera un segundo.

Cuando Ushio decía, Perdón por eso, por Kei y los insultos que había lanzado, Tatsuki realmente no se enojó. Y aunque se había impuesto en su casa, Ushio fue quien lo despidió al final de la noche. Eso también estaba bien. Lo aceptaba porque así funcionaba su dinámica. Los dos estaban saliendo después de todo. Si siguiera esa línea de pensamiento, ¿se sentiría mejor si Sakae y Shin estuvieran saliendo? Shin se presentaba a su casa para ser su despertador personal con una sola llamada. Y compartían palillos juntos.

Ya veo ya veo–

"–¿¡Aunque lo están realmente!?"

"Uh, ¿q-qué?"

"Oh, no importa, no es nada. Por favor, siga conduciendo."

Hmm, no lo sé. Tatsuki se cruzó de brazos. Pero al menos, a Shin le gustaba Sakae. Bueno, más bien lo idolatraba. Tal vez, como había dicho Ushio, había muchas razones detrás de sus sentimientos que Tatsuki no entendía. Tatsuki odiaba ver a Shin encogerse sobre sí mismo de esa manera. Pero cuando Shin le hablaba de GoGo era cuando le mostraba una expresión cálida y relajada.

Ahh, no lo entiendo.

Había sido hace mucho tiempo en el pasado (eso era lo que pensaba Tatsuki), pero una vez estuvo enamorado de Kei. Por un momento, Tatsuki había captado un leve indicio de la personalidad descarada que Kei había mantenido completamente escondida debajo de su máscara. Fue ese olor a secreto y la intuición inmediata de que Kei lo odiaba en el acto lo que lo atrajo a Kei. Pensar que le gustaba a todo el mundo era una exageración, pero después de vivir durante más de un cuarto de siglo, era lo suficientemente consciente como para saber que vivía una vida afortunada donde la gente tendía a complacerlo. Obtendría descuentos en tiendas en las que nunca había comprado antes y comidas gratis por ser un cliente habitual. Con solo caminar por la calle, la gente le daba frutas y dulces gratis y le decía, Te veo en la televisión. Sucedía de forma bastante regular. Pero tal vez su futuro le deparara una enorme desgracia más adelante en la vida, por lo que las ventajas en general que obtuvo no fueron tan perfectas.

Kei ya tenía a Ushio en su vida, pero Tatsuki no pensó que fuera un problema. No podían casarse de todos modos, y Tatsuki sintió que estaría bien si Kei saliera con los dos al mismo tiempo. Serían como los días de reciclaje: una persona podría tener los lunes, los miércoles y los viernes; la otra podría tener los martes, los jueves y los sábados, mientras que todos podrían tener los domingos para ellos solos. Eso era lo que había intentado proponer, pero al final no funcionó. Y aquí estaba ahora, pero no tenía sentimientos prolongados ni resentimiento por los dos.

Pero a veces recordaba las palabras que Ushio le había dicho.

—Por qué tomas tus sentimientos, ¿eh? ¿Crees que el amor es tan jodidamente superficial? ¿Que él es tan jodidamente superficial?

Tatsuki no diría que lo obsesionaba... Pero no importa cuánto durmiera la mona, las palabras se quedaron con él en algún lugar dentro de su corazón, y no pudo reunir el deseo de salir y encontrar a alguien nuevo. Sintió que tenía que honrar sus sentimientos correctamente. Porque la próxima vez que cometiera un error, podría no haber alguien lo suficientemente amable como Ushio para decirle qué hizo mal.

Tatsuki tenía toda la gama de emociones como todos los demás, pero no podía leer un guion de una manera que hiciera llorar a la gente –no tenía nada debajo de la superficie y sentía que ni siquiera podía negarlo.

"Quiero decir, no hay nada que pueda hacer al respecto. Cada uno tiene su personalidad, ¿verdad?

"Señor, ha estado despierto todo este tiempo, ¿no es así?"

+ + +

Tatsuki escuchó mientras Shin le decía rotundamente que no entendía.

"No pude entender nada de lo que dijiste hoy. Era algo de lo que los fanáticos del béisbol hablarían en un bar. Los espectadores normales no pueden seguirlo."

"No creo que ese sea el caso en absoluto", argumentó Tatsuki.

Shin se había sentido cómodo con su puesto como gerente de piso y había aprendido a expresar sus opiniones sin reprimirse. Por supuesto, durante la transmisión, siempre se comportaría con respeto, sin soltar una palabra negativa a los presentadores.

"Además, si los fanáticos del béisbol no nos miran, no tiene sentido para empezar."

“La velocidad de los lanzamientos es una cosa, pero cuando lanzas la velocidad del swing, no entiendo por qué es tan importante. Solo porque es rápido, pero ¿qué significa? Si vas a hacer la referencia, entonces tienes que explicarlo."

“Si explico cada pequeña cosa, ¡consumirá todo mi tiempo! La gente puede descifrarlo. Sabes muy poco sobre béisbol, Nacchan. ¡Eres el primer tipo que he conocido que no sabe lo que significa ERA o DH!"2

"¡Eso es simplemente sexista!"

“¡Hey! ¿Cuánto tiempo van a seguir? Estamos apagando las luces, ¡así que continuen afuera!"

Los dos fueron echados al pasillo, y estaban a punto de comenzar de nuevo cuando el teléfono de Shin comenzó a sonar. Shin miró a la persona que llamaba en la pantalla y soltó un "Geh". No parecía ser de Sakae. Respondió a la llamada con un brusco "¿Sí?"

"Sí. Ah, vale. Está bien…"

Hablaba con un tono doloroso, pero de repente gritó, "¿¡Qué!?"

“¡Espera, no lo dejes caer así de la nada! ¡No puedo! Tengo gente que viene– ¡No, no es una novia! Es un desastre, ¿de acuerdo? ¡Oye, te lo dije, no puedes venir! ¡Vamos, no seas así!

Por el sonido de la conversación, parecía que alguien venía a quedarse en el apartamento de Shin. Shin estaba tratando desesperadamente de negarse, pero no pudo convencerlos. Más bien, no tuvo oportunidad de rechazarlos desde el principio. ¿Quizás fue su madre llamando? La suposición fue correcta. Shin terminó la llamada con los hombros caídos y gimió con pena, "Mi mamá vendrá mañana."

Cuando Shin se había quejado a su madre de que ella no podía anunciarle de repente la boda de un pariente, su madre respondió que era culpa suya por hundirse en el trabajo y no contestar su teléfono. Shin le dijo que ya tenía gente que venía, pero ella declaró que la familia tenía prioridad si no era la novia con la que tenía la intención de casarse. Shin puso la excusa de que su apartamento era un desastre, por lo que su madre dijo que lo limpiaría por él. Al parecer, era inútil discutir con ella.

"¿Por qué no se lo explicas a tus amigos?"

"No son realmente amigos..."

Por alguna razón, Shin de repente miró a Tatsuki.

"... ¿Vives solo?"

"Sí."

"Mencionaste que te gusta Motor Coil, ¿verdad?"

"Sí."

"¿¡Puedes hacerme un favor!?" Shin juntó las manos orando. “¿Puedes prestarles tu apartamento por un día? Juro que son buenas personas. ¡No harán un desastre ni romperán nada, lo prometo!”

"Oh, claro, está bien."

Tatsuki estuvo de acuerdo tan fácilmente, que pareció sorprender a Shin. Shin le preguntó, "¿Seguro?" varias veces para asegurarse.

"Sí, no me importa tener gente en mi apartamento. Pero a cambio, espero con ansias 3 minutos adicionales para deportes el lunes."

"Ya sabes que no puedo hacer eso."

“¿Quee? ...Oh, lo sé, entonces llévame al programa de mañana. Me gustaría ver algo de comedia en vivo."

"Eso es factible. Les pediré entradas."

"¡Hurra!"

A la mañana siguiente, Tatsuki fue con Shin a la terminal de autobuses exprés para recoger a los dos comediantes.

"¡Hola! ¡Encantado de conoceros, soy Minagawa de Asahi TV!”

"Oh, un placer conocerte…"

"Lamentamos mucho imponernos, a pesar de que nunca nos habíamos conocido antes..."

El dúo era conocido por sus actos de comedia de vanguardia, pero aquí estaban, inclinando la cabeza repetidamente, con rostros de disculpa y escarnio. Tatsuki ahora entendía por qué la gente decía que los comediantes solían ser tímidos en la vida real.

"Se pusieron muy nerviosos cuando les dije que un locutor de televisión los iba a dejar pasar el día", le susurró Shin al oído a Tatsuki.

"¿Por qué? Solo soy un trabajador asalariado. Debéis estar exhaustos, ¿verdad? Vámonos. Llevaré vuestras maletas ... ¡Vaya, eso es pesado! ¿Qué hay aquí?"

"Um, una bola de boliche, rodillos de amasar y una minifalda de policía para las parodias de esta noche."

"Oh, Dios mío, no puedo imaginar lo que vais a hacer para el programa, pero no puedo esperar ~"

Shin tenía una reunión para GoGo a la que tenía que ir, así que se separaron frente a la estación de tren.

"Te veo a las seis."

"Muy bien ~"

Tatsuki llevó a los comediantes a su apartamento. Les mostró el baño y la cocina, haciéndoles saber que podían comerse el helado en el congelador si les apetecía, y el dúo se acercó lentamente a Tatsuki. Eventualmente podrían charlar y bromear entre ellos.

"¿Cuánto obtenéis por tus actuaciones?"

“1,000 yenes”

"¿¡De veras!?"

Tatsuki les ofreció su cama y sofá, y se desparramó al suelo hablando sin cesar. Tal vez le había recordado las noches en las excursiones escolares porque sentía que eran viejos amigos de hace mucho tiempo y era un poco desconcertante. Los comediantes eran dos años más jóvenes que Tatsuki y habían sido compañeros de clase de la secundaria.

“Me gustó vuestra actuación cuando os vi en GoGo. Me reí mucho con el de la exnovia delincuente."

"Oh, ese."

"Ella todavía me traumatiza hasta el día de hoy, pero la parte salió bien con los espectadores, así que me alegro de que haya valido la pena."

“¿Cuándo volveréis? Ustedes son de Kansai, así que realmente no puedo veros aquí."

“Bueno, no nos corresponde a nosotros decidir. Sería muy afortunado si quisieran volver a ponernos en el programa. Hemos estado enviando propuestas y encuestas como locos, pero hay toneladas de personas que quieren participar en el programa como nosotros."

"Sí, aparecer en el programa impulsa tu popularidad en un instante, así que todos luchan por un lugar."

"Si Souma-san aparece en el teatro, es como un campo de batalla de gente que pide entrar al programa."

"Hnnn..."

Las voces de los comediantes comenzaban a quedarse dormidas, pero Tatsuki tenía que sacar un tema que tenía en mente.

"Así que Souma-san es realmente así de asombroso, ¿eh?"

“Me asusta la ostia. Si le das una reacción aburrida, te explotará y gritará '¡¡Eh, maldito desperdiciador de tiempo!!'"

"Ha gritado '¡Fuera!' a la gente en medio del rodaje y nunca más han aparecido en el programa."

Sí, eso suena asombroso. En cierto sentido, es todo lo contrario de Senpai y nunca oculta lo que piensa.

"...Pero, sí, es asombroso."

El susurro sonó indefenso, como un niño que creyera de todo corazón que su padre era asombroso. Shin probablemente sentía el mismo asombro y respeto que le tenían a Sakae.

"Él nos dará pequeños consejos como, traga saliva una vez antes de hacer una broma, o sáltate esta parte del preámbulo y ve directo al remate final –no grandes revelaciones, pero si hacemos lo que él dice, la respuesta de la audiencia es completamente diferente. No es él quien habla en el escenario, pero de alguna manera solo ve algo que nadie más ve. Y me pregunto si eso es lo que hacen los productores."

Tatsuki no recordaba haber recibido muchos consejos prácticos de Shitara, el productor de The News. Le había dicho al personal, Todos somos adultos aquí en el estudio, y nunca le diría una palabra a nadie sobre pequeñas cosas menores, pero había una sensación de seguridad que todos sentían, que aún les prestaba la debida atención al hacer sus trabajos. Si había todo tipo de locutores, también había todo tipo de productores.

"¿Cómo es realizar vuestros espectáculos en vivo frente a una audiencia?"

"Da miedo."

Esa sola palabra le llegó a Tatsuki con toda claridad.

"Tan jodidamente aterrador. Sabes, he pasado noches enteras en un parque repitiendo sin parar "¿Qué diablos estás diciendo?" Me hace preguntarme si hay algo mal en mi cabeza."

"Me pongo tan nervioso que me quedo en blanco todo el tiempo en el camerino."

“Si a la audiencia le encanta el set que tenemos ante nosotros, mis rodillas empiezan a temblar y quiero huir e irme a casa. Mi mayor temor es que el público no se ría. Da tanto miedo que podría morir."

"Me subo al escenario oscuro frente al micrófono, las luces me ciegan los ojos y me pregunto si es como subir al andamio para una ejecución."

¿Eh? ¿De Verdad? No me pongo nervioso en absoluto– pero este no era el lugar para que Tatsuki dijera esas palabras aquí. Se preguntó qué los hacía a él y a estas dos personas tan diferentes cuando se trataba de actuar frente a otros. ¿Era la diferencia entre locutores y comediantes? ¿Las personalidades con las que nacieron? ¿La dureza de la competencia? ¿La determinación de apostar todo por sus carreras?

"...Ya sabes, Souma-san..."

La voz sonaba como si se estuviera derritiendo bajo el calor.

"...Es un fracaso de ser humano, pero siento que una cosa que sí entiende son nuestros sentimientos cuando se trata de actuar..."

El piso de madera era duro y ligeramente tibio por el calor de su cuerpo. Tatsuki pensó para sí mismo que no sabía nada. Sobre enamorarse. Sobre sentirse tan asustado que hacía temblar a la gente. Acerca de admirar tanto a alguien que su existencia era como la de un dios.

+ + +

"Tu, vete."

El humo flotaba como neblina en la sala de conferencias que permitía fumar. El purificador de aire funcionaba a toda velocidad, pero con diez adultos encendiendo cigarrillos uno tras otro, no podía seguir el ritmo de las reuniones de largas horas. Pero la neblina se congeló en un instante como pequeños cristales de hielo por la voz que emitió Sakae.

"¿Eh?"

Las palabras iban dirigidas a un nuevo escritor recomendado por un director.

“Tus ideas son pésimas. Simplemente estás copiando otros programas y ni siquiera puedes sugerir nada para elevar las ideas de la gente. No tiene sentido tenerte aquí, así que vete."

"Oh, jaja…"

Shin pensó que era comprensible que el tipo, en un esfuerzo por ocultar su sorpresa y vergüenza, soltara una risa que sonaba como una complacencia, pero Sakae no sentía simpatía por nadie e inmediatamente respondió, “¿Qué? ¿Sigues intentando conseguir algunas risas de simpatía? No eres gracioso, así que vete."

"…Sí señor."

El escritor recogió sus cosas de la mesa, demasiado nervioso para guardarlas en su bolso, y huyó de la habitación. El ambiente fue incómodo cuando el director que recomendó al escritor bajó la cabeza y se disculpó.

"Lo siento mucho. Trabajé con él en un programa de radio y pensé que era muy prometedor. Esperaba que la oportunidad fuera una buena experiencia de aprendizaje para él."

"¿Estás en alguna posición para jugar al mentor?" Dijo Sakae, sacando un cigarrillo parcialmente quemado en un cenicero. “¿Qué pasó con ese rodaje fuera del estudio, ¿eh? Tenías que volver a Okinawa para obtener más metraje y, después de rodar toda esa cinta, ¿cuánta de ella era útil? Si quieres ahogarte en Awamori y hablar de más, puedes hacerlo en un bar aquí. Los videos que más odio no tienen nada de ofensivo, pero tampoco nada bueno. Preocúpate de ti a partir de ahora. –Shin."

"Sí señor."

"¿Cuánto tiempo más tenemos esta habitación?"

"Durante otros 30 minutos, y luego alguien más lo ha reservado."

El trabajo de Shin era asegurar las salas de conferencias que permitían fumar (las personas las reservaban a un precio más alto), cambiar los ceniceros cuando era necesario, organizar la comida y las bebidas, escribir las ideas de las personas en la pizarra, escribir las actas de la reunión y otros varios deberes.

"Detengámonos aquí por hoy. Las ideas no van a mejorar milagrosamente."

No había forma de saber cómo irían estas sesiones de planificación. A veces, una sola palabra de alguien iniciaría una tormenta de fuego y la gente contribuiría con ideas de izquierda a derecha, y a veces podrían pasar de 5 a 6 horas insoportables presentando ideas que se volverían cada vez más desesperadas a medida que pasaba el tiempo. Y el hecho de que la gente se entusiasmara con una idea no significaba necesariamente que el vídeo final fuera un éxito. Incluso después de la emoción y el dolor del proceso de producción, Sakae tenía la última palabra sobre si se hacía el corte.

Cuando el sonido de los pasos de Sakae desaparecieron en la distancia, todos en la habitación, excepto Shin, dejaron escapar un profundo suspiro.

“Ahhhh…”

"Eso fue duro..."

"Nawada, ¿el chico que lloró se fue?"

"No miré demasiado de cerca. Era demasiado doloroso de mirar."

"Sí, bueno, tiene que doler ser criticado de esa forma para un escritor joven."

"Quién sabe, tal vez su material rechazado podría usarse de todos modos."

"Sí, eso puede suceder ~"

“Bueno, tal vez no. No cuando se trata de Souma-san. … ¡Oye, anímate, hombre!"

El director gimió con la cara hacia abajo contra la mesa. "Mierda, ¿y si decide cancelarme?"

“Si hubiera querido deshacerse de ti, lo habría dicho. Si recuperas la forma, él se olvidará por completo."

“Estoy dirigiendo Tortoise Shell próximamente. Son tontos. Tienen reacciones terribles. Son realmente inútiles."

Normalmente, Shin mantendría la boca cerrada incluso si no le gustaba lo que decía la gente. Su posición era más baja que la de ellos, solo un zumbido, y no quería causar problemas. Se había tragado su excusa de que si quería quedarse aquí era importante que fuera un zumbido útil.

Pero antes de que Shin se diera cuenta, abrió la boca.

"No creo que Tortoise Shell sea el problema."

"… ¿Qué?"

"Bueno... trabajé con ellos varias veces en grabaciones al exterior, y son serios y trabajadores. Pero debido a que son tan serios, se preocupan mucho cuando obtienen los guiones unas horas antes de la filmación o si hay cambios repentinos en el material."

"¿No es el trabajo de un comediante lidiar con esas cosas?"

“Pero como comediantes, ¿no tienen que pensar mucho en cómo ser lo más divertidos que pueden ser para la audiencia? Me pregunto acerca de la producción si siempre estamos aplicando cambios de último minuto a los artistas y esperamos que se ocupen ellos–"

Shin no pudo terminar de hablar porque el director hizo volar su silla y se levantó.

"Me gustaría verte intentar decir eso de nuevo después de dirigir un espectáculo tú mismo, maldita marioneta."

El comentario de despedida cuando el director salió de la habitación dolió mucho. No se equivocaba. Shin comenzó a entrar en pánico, pensando que la había cagado. Pero no pensó que lo que dijo estuviera mal. Estuvo mal doblegar sus creencias solo porque podría chocar con las de otra persona.

Después de todo, Tatsuki nunca haría eso.

Tatsuki acudía a él cada vez más con su aporte como presentador, y Shin podía tomar sus comentarios y devolver sus propios pensamientos sobre lo que Tatsuki había dicho. Y los intercambios nunca se volvían hostiles y nunca se prolongaban como para afectar su trabajo después. Las conversaciones nunca involucraban sentimientos personales, se llevasen bien o no, o incluso quién tenía una posición más alta entre ellos. Porque era toda la comunicación necesaria para hacer un buen programa.

¿Qué? Porque sigo hablando contigo, ¿accidentalmente he metido la pata aquí? ¿Qué vas a hacer para arreglar esto por mí?

Aunque Shin se quejó de Tatsuki en su cabeza, en realidad nunca se lo diría. No se arrepentía de haber hablado. Pero tenía que demostrar que se sentía mal por haber empeorado el mal humor en la habitación, por lo que inclinó la cabeza hacia los miembros restantes del personal y se disculpó.

"Lo siento mucho."

"Eso es inusual. Nunca esperé que dijeras algo así, Nawada."

“Pero creo que es algo bueno. Debería enviar algunas ideas y propuestas propias y trabajar hasta llegar a un director de campo."

"Sí... totalmente. Hace un gran trabajo con la cámara y con la edición. Sería un desperdicio de su talento verlo atrapado como un mensajero. Aunque somos nosotros los que siempre le hacemos correr por nosotros."

"¿No me mostraste borradores de algo hace mucho tiempo? Como el juego Hashtag Q&A o el juego de concentración, pero con personas. Parecen divertidos. Deberías pulirlos."

"Pero..." Shin titubeó. "Souma-san no me ha dado el visto bueno para enviar propuestas todavía..."

"Tonto, como si alguna vez fuera a decir eso."

"Él piensa que todos tienen menos inteligencia que él."

"Sabes, en realidad es bastante normal. No es solo Souma-san. Esta industria no es lo suficientemente agradable como para darte una mano si no te pones ahí afuera y levantas la mano tú mismo."

"Oh... supongo que tiene razón..."

Shin limpió la sala de conferencias con sus pensamientos aún sin resolver. Todavía quedaba algo de tiempo antes de que tuviera que reunirse con Tatsuki, por lo que decidió pasear por la cadena para cambiar de humor. Había gente corriendo con tal pánico que casi les preguntó si querían ayuda, gente sentada y viendo televisión, gente realizando entrevistas por teléfono –todo tipo de gente, y pensó para sí mismo que era un lugar de trabajo extraño.

¿Qué tipo de director quieres ser? Últimamente había escuchado mucho esta pregunta y sentía que le habían vuelto a plantear esta pregunta. Por supuesto que estaría feliz si pudiera hacer videos basados en su dirección y visión, pero sentía que estaba feliz con solo respirar el aire en un estudio de televisión. Estaba muy contento con la forma en que estaban las cosas.

Shin se acercó a la esquina del edificio donde había un pequeño balcón que sobresalía ligeramente hacia afuera, como si hubiera sido golpeado en el costado del edificio como una ocurrencia tardía. Decidió que quería un poco de aire fresco y se acercó a él. Pero no era realmente un lugar refrescante para relajarse porque el balcón se usaba como área para fumadores al aire libre.

"–Creo que es solo un problema de conciencia."

Había gente más allá de los patrones de vidrio reforzado con alambre. Shin vio el perfil del rostro de Sakae, sacó la mano del pomo de la puerta y se apresuró a esconderse en un punto ciego.

"Si nos acaba de demostrar que se toma en serio la adopción de algunas medidas de reducción de costos, eso sería suficiente para satisfacer a la gente, pero está llegando a números rojos como si no fuera nada para usted."

"¿No cree que sus expectativas de costos de producción son irracionales para empezar?"

Parecía que Sakae estaba hablando con alguien de los departamentos de producción o programación. Alguien con una posición más alta que él por el menor esfuerzo por frenar su tono.

“Con ese tipo de presupuesto, estaremos confinados al estudio, contratando talentos medianos para que se sienten en la pantalla contando historias sobre ellos mismos. De todos modos, ¿no se supone que todo se debe pagar con las ventas de los discos?"

“¿Cuánto dinero crees que nos sobra después de restar la porción para la administración involucrada? Y, sin embargo, usted simplemente anunciará, "Oh, quería una toma de un día soleado, así que nos quedamos una noche más". No estamos filmando una serie dramática o una película aquí. Y, obviamente, sabemos que se necesita dinero para hacer algo bueno."

Vaya, esta es una conversación pesada.

Aunque Sakae era un tipo grosero, él mismo manejaba los presupuestos y gastos. Pero Shin nunca había escuchado el tema del dinero salir de la boca de Sakae antes. Pudo haberse burlado de una idea por ser una basura, pero nunca rechazó a un director por falta de fondos. También recordó que nunca había alardeado del índice de audiencia. Emitían en la franja nocturna, por lo que las calificaciones no fueron muchas para empezar, pero tampoco las mencionaba cuando harían especiales que se emitían durante el horario de máxima audiencia. También ignoraba los contadores y las apuestas semanales de la cadena. No había muchos productores que nunca hablaran de dinero o números, oh, pero también estaba Shitara-san. Entonces compartían una cosa sorprendente en común.

"Je."

Shin se imaginó a Sakae sonriendo fríamente con un cigarrillo entre los labios.

"Entonces, ¿por qué no me reemplaza con un productor consciente de los costos que pueda hacer un mejor programa?"

Detrás de sus palabras había un desafío que decía, Si puedes encontrar uno, claro.

La otra persona agudizó su voz. "Sabes, si mantienes esa actitud, algún día te quemarás."

"Entonces lo espero con ansias."

Oh, mierda, va a salir.

Shin estaba demasiado preocupado por escuchar a escondidas, y se olvidó de pensar en cómo esconderse después. Era un pasillo largo y recto, y Shin no tenía forma de trepar por las paredes y pegarse al techo. Decidió agacharse donde estaba sin importar cuán insignificante fuera. Sakae abrió la puerta y salió al pasillo. Caminó sin detenerse.

¿Eh? ¿No me vio? Debe haberlo notado.

"...Souma-san."

Shin siguió a Sakae con nerviosismo. Sakae dijo sin volverse, “Tengo una cita a las cinco. Con alguien de las productoras. ¿Cuál es el nombre de nuevo? El que me recuerda a los dobles bogey."3

"¿Te refieres a Motoki-san de Friends Pro?"

"Sí, es él."

Sakae hizo una pausa por un momento y de repente comenzó a reír, sus hombros temblaban.

"Eres muy extraño. ¿Cómo lo entendiste con solo lo que dije?”

"Un presentimiento..."

"Bicho raro."

Sakae era un hombre que nunca veía sus propios defectos, pero se reiría de los de los demás. Su respuesta fue inusualmente franca y parecía que estaba de mucho mejor humor que antes.

¿Qué debo hacer? ¿Debería decirlo? ¿Puedo decirlo?

... Si fuera tú, yo lo diría.

"Souma-san, um..."

Shin se acercó lo suficiente para ver el perfil del rostro de Sakae antes de abrir la boca.

"¿Puedo enviar una propuesta para la próxima reunión de planificación?"

"Hmm, ¿por qué no?"

Sakae rápidamente dio su permiso. Fue tan anticlimático que Shin casi se agachó de nuevo en ese mismo momento.

"¿Eh...?"

"Pero no lo miraré."

Pero justo cuando su espíritu se disparó, fue derribado de regreso a la Tierra. Si el que tomaba las decisiones no iba a mirarlo, había sido rechazado desde el principio. Era una pérdida de tiempo incluso intentarlo.

¿Todavía es demasiado pronto para mí? ¿O cree que es simplemente imposible para mí?

"Si crees que has aprendido un par de cosas con tan solo aventurarte con The News, estás muy equivocado."

Esa única frase dio el golpe final, y Shin se congeló. Quizás Sakae tenía razón. Había estado demasiado ansioso por esta nueva experiencia que tenía, pensando que tal vez podría dar medio paso hacia adelante, pero aquí estaba en el punto más crucial encogiéndose de miedo. La idea de que Sakae pudiera estar pensando que se había dejado llevar consigo mismo, hizo que Shin se sintiera tan avergonzado que quisiera desaparecer.

Pero Tatsuki probablemente no se inmutaría. Probablemente diría, ¿Qué tiene de malo querer trabajar? ¿Qué tiene de vergonzoso? Shin no lo dejaría pasar y le metería la propuesta en su cara. Shin se rio un poco al imaginarlo, y fue extraño.

No es que Shin quisiera volverse como Tatsuki. Eran demasiado diferentes en personalidades y circunstancias para compararlos, y desde el principio, cuando se conocieron, Shin debería haber tenido sentimientos mucho más mezquinos contra él. Pero antes de que se diera cuenta, ahora que pensaba en Tatsuki y lo que haría, el pensamiento era suficiente como para motivarlo y animarlo. Se preguntó a sí mismo, Me pregunto por qué. Pero no estaba particularmente buscando una respuesta. No tenía tiempo de ir a casa y cambiarse de ropa que olía a humo de cigarrillo, y se sentía un poco reacio a salir a encontrarse con Tatsuki de esta manera.

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario