¡Te necesitamos!






Traducción Español-Inglés: Nina
Traducción Inglés-Japonés: DayDrop


  • 1 Momotarou Dentetsu es una serie de videojuegos con objetivos similares al juego de Monopoly, pero con trenes y transporte.
  • 2 Shoyu tonkotsu es salsa de soja y caldo de huesos de cerdo. Mazesoba es un ramen sin caldo en el que se mezclan los ingredientes.

Era un sentimiento extraño ser el invitado de honor en una reunión para variar, y era algo a lo que Shin probablemente nunca se acostumbraría. Fue tanto una fiesta de bienvenida como de despedida –para Shin que era nuevo en el grupo y para el staff que abandonaba el programa– una pequeña reunión para el equipo principal y el personal (aun así, se invitó a más de 50 personas), pero Shin no pudo evitar preocuparse por los vasos vacíos de la gente que necesitan ser llenados, si los platos salieron a tiempo o cuántos taxis llamar para la gente después. Era un hábito suyo mirar todas las mesas, y no era de extrañar que el más animado fuera Tatsuki. Su voz ya era naturalmente alta, y se escuchaba por la habitación mientras charlaba sin parar. Solo había pasado una semana desde que Shin había estado en The News, pero de alguna manera el resto del personal había pillado el apodo de “Nacchan” y comenzaron a llamarlo así también. Se preguntó si esto era lo que significaba ser un comunicador natural. Tatsuki atraía a la gente hacia él con su brillo natural. No era particularmente consciente de eso ni tampoco se jactaba de ello, y eso solo lo hacía aún más irritante... Pero no era como si Shin lo odiara ni nada. Shin simplemente no podía manejarlo... Le hacía pensar a Shin en lo fácil que sería la vida si él también tuviera ese tipo de personalidad, lo inferior que se sentía en comparación con Tatsuki, y odiaba que eso lo hiciera sentir así.

Shin no era una persona rápida o decidida por naturaleza. Él tendía a evitar expresar sus pensamientos y opiniones. Pero no podía hacer su trabajo correctamente con pocas habilidades de comunicación, por lo que tuvo que aguantar y hacer todo lo posible de todos modos. Tuvo que esforzarse tanto para compensar esta disposición suya que no pudo evitar pensar en lo injusto que era cada vez que veía a Tatsuki.

Tatsuki casi atrapó la mirada distraída de Shin sobre él.

Mierda, ¿le estaba mirando demasiado?

Shin inmediatamente volvió la cabeza y notó que Shitara se había acercado a él.

Shin saludó, “Oh, hola. ¿Cómo estás esta noche?"

"¿Estás bebiendo?"

"Lo siento, no puedo beber alcohol."

La verdad era que Shin no sabía cuándo lo llamarían a trabajar nuevamente, así que se abstuvo por ahora. Parecía menos complicado decir que no podía beber.

"¿Oh? ¿Qué tal si te traemos un poco de té Oolong?”

Shitara se puso de pie para llamar la atención de un camarero, pero Shin se apresuró a detenerlo.

"No, está bien. No se preocupe. Puedo conseguirlo yo mismo. ¿Y usted, Shitara-san? ¿Le gustaría beber algo?”

"Estoy bien. Ya bebí bastante.”

Shin se sintió más incómodo cuando el productor era tan abierto y amigable. Todavía no entendía del todo a Shitara. Había personas que eran extremadamente competentes y personas que dejaban todo el trabajo a sus subordinados, pero Shitara daba la sensación de que era un poco de ambos.

"¿Trabajaste antes en Enjoy Hour de OrientTV?" Preguntó Shitara.

"Sí."

"Hmm, los segmentos de personas caminando río arriba por un río o siguiendo a la gente por la ciudad hasta llegar a su destino... ¿Ese era tu trabajo, Nawada-kun?"

“Oh, sí, lo fue. Pero simplemente se deshicieron de ese segmento."

"Vi el programa porque realmente me gustó."

"Muchas gracias."

"Es muy similar."

"¿Eh?"

Shitara sonrió mientras presionaba un vaso con hielo sobrante contra su frente. “Es muy similar a los videos que hace Sakae. Como la sensación del texto en pantalla y el tiempo de los cortes entre tomas... Pensaré, "Oye, espera un segundo", y luego, medio aliento más tarde se deslizará perfectamente en algo. Al principio, me hizo detenerme a pensar en ello, pero una vez que me acostumbré, tiene una cualidad adictiva."

"¿De Verdad? ¿De verdad lo crees?” Shin estaba tan emocionado que casi se levanta de su asiento.

"Sí. ¿Sakae te enseñó eso?”

"No, solo que me encanta la forma en que junta los videos... Siempre estoy detrás de él cuando está editando, mirándolo trabajar, y supongo que lo aprendí de eso, creo."

Era una industria arraigada en las artes creativas, y no solo era Sakae, sino que nadie se tomaba el tiempo de su día para sentarse y escribir un manual para enseñar a las personas cómo hacer su trabajo. Gran parte del trabajo se basaba en la intuición y el sentido artístico de una persona –solo se podía mirar, escuchar y aprender en el trabajo. Si una persona no puede hacerlo, entonces no estaba hecho para eso.

"Eso es increíble. Hablando honestamente, cuando GoGo se convirtió en un éxito, hubo un montón de imitadores pobres que trataron de imitar su estilo, pero tus videos realmente parecen entender las intenciones de Sakae y capturar esa esencia suya."

"E-muchas gracias."

Habían pasado cinco años desde que Shin comenzó a trabajar en un trabajo adecuado, pero esta era probablemente la primera vez que había sido elogiado tanto en su carrera.

"Pero tengo mucho que aprender todavía... ni siquiera puedo empezar a compararme con Souma-san. Todavía me sorprende todo el tiempo de lo increíble que es."

"¿Oh?"

"¿Conoces a Souma-san bastante bien?"

Por la forma en que Shitara hablaba, parecía que lo conocía más que solo su trabajo.

“Fue asignado brevemente al departamento de noticias hace mucho tiempo, y fue entonces cuando trabajamos juntos. Nunca imaginé que podría tener tanto éxito después de pasar a Entretenimiento... Ahora es un productor tan importante que apenas puedo llamarlo."

"Pero The News también es un programa increíble."

"Gracias."

Shitara sonrió con ironía, sin confirmar ni negar el comentario de Shin. Fue entonces cuando la voz de Tatsuki de repente intervino.

"Ooh ~ ¿De qué estáis hablando tan felices vosotros dos aquí ~?"

Shitara respondió, "Dudo que podamos estar a la altura de tu buen humor."

"De ninguna manera ~ Nacchan se iluminó totalmente en este momento ~"

Tatsuki sacó una silla de la mesa detrás de ellos y se metió en la conversación.

"¿Por qué nos estás observando...?" Shin comentó secamente.

Lo que hizo que Tatsuki respondiera de inmediato, “¡Hey, hey, hey! ¡Tú eras el que me miraba, Nacchan ~!”

"¡No te estaba mirando!"

Mierda, sonaba como si estuviera protestando solo porque Tatsuki estaba en lo cierto.

"Oye, puedes mirar todo lo que quieras ~ ¿Eres originario de Osaka, Nacchan?"

“Bueno, no sueno como si fuera de Tokio."

"No sé, ¿tal vez lo aprendiste por trabajar tanto con comediantes?"

"Solo las personas sinvergüenzas hacen eso."

Tatsuki se echó a reír ante el ceño fruncido de Shin.

"¿Qué es tan divertido?"

“Los de Osaka se ofenden tanto cuando la gente sospecha que su acento de Kansai es falso, así que solo estaba comprobando si era cierto. Muéstrame Osaka en algún momento, ¿de acuerdo?!

"De ninguna manera, tonto chiflado.”

Shin se dio cuenta después de que terminó de hablar que había llamado a un presentador "tonto chiflado" frente al productor, pero Shitara simplemente se puso de pie, completamente imperturbable, y comentó, "Me alegra que se lleven tan bien ~"

+ + +

La fiesta había comenzado a las seis de la tarde de un sábado, y era casi medianoche cuando la gente salió del lugar para la fiesta posterior. Todos eran libres de irse después, así que cuando la fiesta posterior se separó, Shin volvió a la cadena. A partir del lunes, comenzaría su entrenamiento formal para asumir las responsabilidades de gerente de piso, y pensó que debería estudiar y revisar los archivos del programa. No estaba en riesgo, por supuesto, pero había desarrollado el hábito de hacer cosas en la oficina que de otro modo podrían hacer que se quedara dormido en casa.

Cuando Shin llegó a la sala del staff de The News, por alguna razón, Tatsuki estaba allí, en un escritorio, a pesar de que se había ido antes y se saltó la fiesta posterior.

“¿Eh? Nacchan, ¿qué estás haciendo aquí?”

"...Eso es lo que quiero preguntar."

"Tengo tarea que todavía necesito hacer."

"¿Deberes?"

"Sí, esto."

Tatsuki levantó una carpeta de aspecto pesado.

“Hmm, ¿cómo debería decirlo? –Hey, escúchame. ¿Para qué enciendes la televisión?"

"Estoy mirando los archivos."

Shin cargó las transmisiones pasadas del disco duro que almacenaba los archivos del programa.

"¿No puedes verlo en casa?"

"Me quedaré dormido."

"¡Oh, yo también!"

Tatsuki agarró su carpeta y se estrelló en el sofá junto a Shin.

"¿Por qué tienes que sentarte aquí...?"

“Sigo diciéndome a mí mismo que voy a trabajar en ello en casa, pero nunca llego a hacerlo. De todos modos, lo había dejado reposar durante tanto tiempo que decidí venir aquí para trabajar en él."

"¿Qué es?"

"Oh, ¿ahora tienes curiosidad ~?"

"Realmente no."

Shin solo preguntó porque tenía la sensación de que esta conversación nunca terminaría de otra manera.

“Son notas de todos los resultados del juego de béisbol. Cosas como el marcador, el equipo inicial, el lanzador ganador... Se supone que debo tomar notas de todos los juegos todos los días, pero nunca me pongo."

Tatsuki hojeó las páginas de la carpeta llena de notas escritas densamente empaquetadas.

"Hmm, es como si fueras un locutor deportivo."

"Lo sé, ¿verdad? … ¡Oye, soy un locutor deportivo!"

"Oh, uh-huh". Shin asintió superficialmente mientras miraba los archivos. Mientras asentía superficialmente, pensó, Está trabajando duro.

Tatsuki solo leía las noticias deportivas en la televisión durante unos minutos todos los días. Shin probablemente no tenía ni la más remota idea de cuánto trabajo y esfuerzo realmente ponía Tatsuki detrás de escena durante esos pocos minutos. Shin tenía sentimientos encontrados, quería saber más, pero tampoco quería involucrarse demasiado.

Shin miró las transmisiones pasadas, a veces pausando el video para tomar notas. Tatsuki no regresó al escritorio; se sentó junto a Shin revisando las noticias deportivas en su teléfono para completar sus notas. Tatsuki era ruidoso y distraía cuando hablaba, pero también era inquietante cuando se sentaba cerca sin decir nada. El Tatsuki en pantalla hablaba muy bien. Shin tuvo que admitir una vez más que Tatsuki era bueno en su trabajo. Tatsuki tenía una personalidad distinta que se destacaba del presentador del programa, Asou Keiichi, y del presentador de noticias, Kunieda Kei.

Es bueno, pero verlo en persona es mucho mejor...

"Ah."

El Tatsuki en persona levantó la voz.

"¿Eh?"

"Oh, estaba pensando que no lo expliqué muy bien en la cámara", respondió Tatsuki sin levantar la cabeza de sus notas.

"¿Eso crees?"

"Sí. Y Asou-san me corrigió después."

Por el perfil de su rostro, Tatsuki se veía como una persona diferente con la mirada baja y la boca cerrada. Había una masculinidad sorprendentemente severa en él cuando escondía esa personalidad brillante y amigable. Shin se olvidó por completo de la reproducción de las transmisiones.

"–¿Hmm?"

Sin embargo, Tatsuki notó su mirada de inmediato y se volvió hacia él, por lo que Shin no tuvo más remedio que apartar la mirada. ¿Por qué era tan sensible a la mirada de Shin? Shin podría relajarse mucho más si Tatsuki pudiera sentarse ahí e ignorarlo como Sakae.

Shin le hizo una pregunta a Tatsuki para cubrir la incomodidad. "¿Cómo se siente verse uno mismo en la televisión?"

“¿Eh? Realmente nada en especial. ¿No sientes lo mismo cuando ves tus clips en la televisión?"

"Siempre siento algo", respondió Shin. "No es que haya hecho algo para llamarlo mío, pero si el corte que filmé o los clips que edité se usan, me hace muy feliz. Todavía se siente como un sueño que mi nombre aparezca en los créditos finales."

"... ¿Estás hablando de GoGo?"

"Sí."

Tatsuki guardó silencio de nuevo y volvió a sus notas. Trabajó en silencio hasta que Shin apagó la televisión.

“Oh, ¿ya has acabado?”

“No te preocupes por mí. Puedes seguir trabajando.”

"¡Aww, eso es frío, hombre! Estoy hambriento. ¿Quieres comer ramen?”

"No has terminado todavía, ¿verdad?"

"Es hora de un descanso ~ Volveré para terminarlo más tarde."

"Apuesto a que no lo harás."

"Tengo el mismo presentimiento."

Al final, Shin fue con Tatsuki a una tienda de ramen cercana. Estaba contento de que se sentaran en el mostrador en lugar de en una mesa uno frente al otro.

"Nacchan, realmente debes amar GoGo, ¿eh?”

"Bueno, es difícil si no te gusta lo que estás haciendo."

"No es que te encante The News."

"Solo acabo de empezar."

“Bueno, a mí también me gusta mucho GoGo. Es muy gracioso ~ Incluso compré algunos de los DVD. En el que montan un Momotarou Dentetsu1 de la vida real en un tren y en el que le dan a la gente huevos para incubar, pero no saben cuáles eclosionarán."

"Conozco esos episodios."

"Es extraño, pero me dan ganas de llorar al final."

"Si, a mí también. Debo mirar el mío 20, 30 veces, lo suficiente como para rayar los discos, pero no me canso de mirarlos. Al final, todo se vuelve serio y silencioso, y no sé, es como si cuanto más lo masticaras, ¿más te toca? Pero luego vuelvo a mirar desde el principio y me estoy riendo de nuevo. Es como un ciclo de nunca jamás. Como si no estuviera completo si solo lo miras una vez."

"Ya veo."

"¡Gracias por esperar! Un shoyu tonkotsu y un mazesoba.”2

Se quedaron en silencio por un rato mientras comían su ramen.

"...Nacchan."

"¿Qué?"

"¿Tu mazesoba está bueno?"

"Es bueno."

"¿Puedo probar?"

"De ninguna manera."

"¿¡Por qué no!? Vamos, te dejaré tener del mío a cambio."

"No me gusta cuando los palillos de otras personas tocan mi comida. Pídete uno."

"¡Voy a engordar!"

"Pero si ya estás comiendo ramen tan tarde en la noche..."

"Un ramen nocturno es una recompensa para mí."

Tatsuki parecía haber renunciado a compartir y silenciosamente regresó a su propio plato, pero luego habló de nuevo.

"Nacchan, ¿qué tipo de director quieres ser en el futuro?"

"¿Eh?"

Eso fue un gran cambio de tema de probar ramen.

“¿Qué tipo de director? Realmente no lo he pensado."

“¿Eh? ¿Por qué no?"

La respuesta de Tatsuki hizo que pareciera que era natural pensar en esa pregunta, y eso hizo que Shin se sintiera un poco molesto.

"Porque todavía no estoy al nivel. No soy lo suficientemente bueno para que la gente escuche mis ideas, y mucho menos para que me confíen un proyecto. ...Entré en esta industria en primer lugar porque soñaba con trabajar en GoGo. De todos modos, solo quiero ser útil en todo lo que pueda."

"Pero el programa no permanecerá en la televisión hasta que mueras."

"¿Estás buscando pelea conmigo?"

"¿Por qué dices eso?"

Algún día hubiera terminado de todos modos. No importa qué tan popular fue el programa o cuánto le gustó a la gente. Shin entendía este punto muy bien, y por eso no quería escuchar a otras personas decirlo. Porque lo asustaba. Si Shin ya no tuviera GoGo, ¿qué quedaría de él, si le quitaran a GoGo y Sakae?

“Puedes decir lo mismo sobre The News –también puede terminar algún día. ¿Qué tipo de locutor quieres ser?"

"Hmmm ~" Tatsuki bebió el caldo directamente del tazón. "Estoy improvisando por ahora. Realmente no tengo ninguna ambición. Me convertí en locutor por capricho, y realmente no me importa si puedo quedarme en la televisión o no ...Oh, pero me estoy divirtiendo mucho en mi trabajo. Supongo que quiero intentar seriamente hacer jugadas a jugadas. O al menos, me gustaría poder hacerlo."

"Oh," Shin asintió. “Las jugadas a jugadas son bastantes geniales. Te queda bien."

Shin no recordaba haber prestado atención a las transmisiones deportivas jamás. Pero cuando pensó en los vítores de los fanáticos del béisbol en el estadio, los anuncios por los parlantes y el sonido de la pelota al hacer contacto con el bate, supo que la voz de Tatsuki sonando en tiempo real al juego sonaría mucho más brillante que en el estudio.

"Lo sé, ¿verdad?"

Sin embargo, cuando Tatsuki le dirigió una sonrisa sin pretensiones, Shin sintió que su garganta se tensó por dentro. Le hizo pensar, este bueno para nada problemático. Tatsuki era libre y honesto con sus sentimientos, lo cual era bueno, pero cuando Shin pensó en lo que le molestaba, le molestaba aún más que no pudiera ser libre y honesto con sus propios sentimientos. No era muy bueno para su salud mental.

"Eh, ¿por qué estás enojado?"

"No estoy enojado. Pero, ¿nunca mientes y dices '¿Tú crees?' o 'Solo lo estás diciendo por decir' en respuesta?"

"¿Cuál es el punto?" Tatsuki dijo, firme y decidido. Pero luego insistió, "Pero sé cómo ser humilde."

Entonces, ¿cuál eres tú?

"Claro, si recibo un halago o algo así, diré algo como 'Aww, todavía tengo mucho que aprender ~'. Pero, Nacchan, no estabas mintiendo cuando dijiste eso hace un momento. De verdad crees que encaja conmigo anunciar jugadas a jugadas, ¿verdad? Así que no quiero responder con una mentira estúpida."

Tatsuki se volvió hacia Shin con una mirada seria y Shin tuvo que apartar la mirada de nuevo. Shin no podía soportar que la gente le dirigiera la mirada. Estaba demasiado asustado para leer lo que otras personas estaban pensando, y estaba demasiado asustado para que otras personas lo leyeran a él. Tatsuki debió haber notado esa reacción tan descarada de él, pero no lo mencionó y cambió de tema.

“Había un locutor en otra cadena. Estaba convocando una carrera de caballos, pero cometió un error al anunciar los caballos cuando cruzaban la línea de meta. No volvió a obtener ningún trabajo en las principales cadenas de transmisión durante 10 años."

"¿¡En serio!?"

“Bueno, mucha gente escucha el juego a juego y tiran sus boletos en un ataque cuando pierden, ¿verdad? No hay vuelta atrás si pasa algo así."

"De miedo…"

Le dio escalofríos a Shin a pesar de que no tenía nada que ver con él.

"Solo escuchar esa historia me asusta."

"No creo que dé miedo. Bueno, no es bueno cometer errores, pero es una historia bastante épica que puedes usar para hacer reír a la gente, ¿sabes?"

"¿Eres comediante o qué?"

“Oh, oye, ¿qué comediante de GoGo es el más problemático con el que trabajar? Dime ~"

"No te voy a decir eso."

"Entonces dime quién es el más accesible."

"Uh... ¿Conoces al dúo de comedia Prisoners Headman?"

"Lo hago, lo hago ~ Me encanta su número de los cajeros automáticos."

“Oh, pero el que se muestra en la televisión es su versión corta, ¿sabes? Tienes que verlos actuar en vivo. La versión completa dura unos 15 minutos, y es muy gracioso."

"¿¡Qué!? ¡Necesito ver eso!"

“Sí, entonces ¿sabes cómo sus personajes son todos violentos? Bueno, en entre vestidores y en el set son súper amables. Siempre piden comida para el staff cuando los tenemos para filmar, e incluso envían mensajes de cumpleaños personales a todos los AD a través de LINE."

"¡No me puedo hacer la idea ni por asombro!"

Terminaron su ramen y podían levantarse en cualquier momento para pagar sus cheques, pero Shin de repente se mostró reacio a irse tan pronto. Quería quedarse aquí y seguir charlando con Tatsuki. Aunque Shin sintió que eran un poco incompatibles juntos, disfrutó de la animada conversación que tuvieron. Tatsuki charló animadamente, su entusiasmo y emociones se desprendían de su lenguaje corporal y la conversación fluía naturalmente. Incluso en la sala del staff, la gente se quejaba con Tatsuki, "Eres muy ruidoso, ¿no puedes callarte?" pero todos seguían juntándose a su alrededor dondequiera que fuera. Todo salía de la boca de Tatsuki con tanta facilidad; tal vez fue porque Tatsuki nunca dejó ver que alguna vez estaba infeliz o disgustado y porque trataría a todos por igual, sin importar si estaba hablando con un productor o un trabajador a tiempo parcial de los de más abajo.

Tatsuki era todo lo contrario de Sakae. Cuando el pensamiento cruzó por la mente de Shin, de repente se sintió abrumado por una feroz ola de culpa.

No, no, ¿por qué los estoy comparando? Ni siquiera hacen las mismas cosas. No es necesario. Souma-san es completamente diferente a Minagawa. Obviamente. Nadie es ni remotamente como Souma-san. Nadie puede acercársele jamás.

“–… ¿Nacchan? ¿Estás escuchando?"

“… ¿Eh? Oh, lo siento."

En el fondo del cuenco de ramen, la cara de Shin se reflejaba entre las cebollas verdes picadas y los patrones de aceite en la superficie del caldo.

"¿Te está entrando el sueño?"

"No."

"¿Entonces quieres ir a otro lugar?"

"... ¿Qué hay de tu tarea?"

"Puedo hacerlo después de beber, dormir y despertarme."

"Parece que nunca vas a volver a ponerte en ello."

Shin estaba exasperado con él, pero al mismo tiempo, Tatsuki probablemente sintió que tampoco había tenido suficiente. No era un sentimiento malo.

"Hay un bar por aquí que está abierto hasta las 7 am."

Shin estaba a punto de decir, Bien, iré, pero entonces su teléfono celular que estaba sobre el mostrador comenzó a sonar. Era una alarma que él había puesto previamente. Había olvidado por completo que tenía algo importante que hacer.

"Oh, lo siento, necesito hacer una llamada."

No había otros clientes en la tienda de ramen, por lo que Shin decidió ser perezoso y hacer la llamada allí mismo. Después de cinco rings, fue redirigido al correo de voz. Lo intentó tres veces más, pero obtuvo el mismo resultado.

Oh, esto no es bueno.

Shin saltó de su taburete y cogió la cuenta.

"Lo siento, tengo que irme."

“¿Eh? ¿Tienes que trabajar?"

"Tengo que ir a despertar a Souma-san."

"¿Eh?"

"Él no contesta su teléfono, así que probablemente está profundamente dormido. Tengo que ir a despertarlo."

"¿Qué?"

Shin le había explicado todo lo que había que decir, pero Tatsuki se quedó cada vez más perplejo. Su rostro decía claramente, ¿Qué diablos está diciendo?

"Uh, es un adulto, ¿verdad? Puede despertarse solo, incluso si tiene que configurar 10 o 20 alarmas."

"Pero hay momentos en los que simplemente no te puedes despertar. De todos modos, Souma-san está increíblemente ocupado, y su casa no está tan lejos..."

Por alguna razón, mientras Shin estaba poniendo sus excusas, lamentó haber dicho las cosas con tanta sinceridad sin pensarlo bien. El personal de GoGo no se inmutaba ante nada de esto, y había adormecido sus sentidos contra su mejor juicio. Además, Tatsuki lo ponía tan fácil para hablar abiertamente con él. Todo lo que Tatsuki tenía que decir era ¿En serio? Lástima, y eso sería todo. Esta reacción no era lo que Shin quería en absoluto.

"Lo estoy haciendo porque quiero". Shin no tenía idea de lo que quería que Tatsuki entendiera, pero siguió hablando de todos modos. “Quiero ser útil para Souma-san de cualquier forma que pueda. Incluso si no significa mucho."

Tatsuki inclinó la cabeza hacia un lado y preguntó en un tono de voz tenue, "¿Realmente te ayuda a convertirte en un mejor director si haces eso?"

"Realmente no me ayuda... Es parte de los deberes de un AD hacer mandados y trabajos extraños.”

“No discuto eso, y tal vez dar llamadas de despertador está en el límite de lo correcto, pero si le dijera a alguien, 'Si no me despierto, ven a mi casa a despertarme ~', estaría completamente fuera de los límites. Es diferente a despertar a alguien en un vehículo o salir a comprar agua para la gente. Al menos, nuestro productor nunca permitiría que nadie usara nuestros AD de esa manera."

"Eso no tiene nada que ver conmigo."

Shin levantó la voz enfadado. No podía perdonar a Tatsuki por criticarlo… No, por criticar a Sakae por hacer que Shin se apresurara a ocuparse de sus necesidades. Tatsuki no tenía idea de cuánta carga de trabajo tenía Sakae sobre sus hombros.

No te atrevas a decir nada malo de él. Que nadie se atreva a negarlo.

"Estoy haciendo estos recados porque quiero. ¿Cómo te afecta a ti de todos modos?”

"Hnn."

Shin estaba molesto, pero Tatsuki solo se encogió de hombros levemente.

"Solo que odio ese tipo de cosas."

"Eso no es asunto tuyo".

Shin dejó un billete de 1.000 yenes en el mostrador con el cheque y se levantó para salir de la tienda.

"Oye, tu cambio."

"No lo necesito."

Si Shin mirara hacia atrás, probablemente vería el rostro de Tatsuki a través de la ventana. Por eso se giró descaradamente y se fue. El malestar, la irritación y el arrepentimiento se alojaban en agujero del estómago y lo agobiaban.

"¿Qué demonios fue eso?" Shin murmuró en voz baja para sí mismo. ¿Por qué Tatsuki no podía haber dicho simplemente, Está bien, nos vemos más tarde, y dejarlo solo como cuando se conocieron? Si Tatsuki no hubiera dicho nada innecesario –si Shin no hubiera dicho nada innecesario– podrían haberse ido de modo alegre. Shin tomó un taxi, pero su amargura se quedó con él durante el viaje al complejo de apartamentos de Sakae. Fue culpa de Shin por bajar la guardia. No había forma de que alguien de fuera lo entendiera.

Shin ingresó el número del apartamento en el intercomunicador y presionó el botón de llamada repetidamente hasta que escuchó a Sakae responder y gruñir, "¿Qué?" por el altavoz. Shin se sintió aliviado al escuchar su voz.

"Buena noches. Las ediciones sin conexión han finalizado en este momento y están esperando sus comprobaciones en la cadena."

"Oh, cierto... Shin, límpiame la casa mientras estoy fuera. Dejaré la puerta abierta para ti."

"Sí señor."

Shin podía escuchar una voz en la parte de atrás de su cabeza preguntando, ¿Limpiar su casa? No era una voz real, por supuesto, pero sonaba como algo que Tatsuki diría si estuviera aquí. Oh, cállate, Shin gritó interiormente a la voz imaginaria dentro de su cabeza. No me importa, estoy bien con eso. Más bien, estaría completamente perdido si le dijeran que no hacer nada ayudaría más a Sakae.

Shin llegó fuera del apartamento de Sakae y presionó el botón del intercomunicador antes de abrir la puerta y anunciar, "Lo siento por importunar". Había sandalias de mujer mezcladas con el calzado esparcido en la entrada.

Sakae apareció mientras se sacaba una camiseta por la cabeza. Dejó caer una llave en la mano de Shin cuando pasó junto a él.

"¿Estarás en la cadena todo el día hoy?" Preguntó Shin.

"Probablemente."

…Lo que significaba que tal vez no estuviera allí, por lo que Shin debería llamarlo a su teléfono para encontrarlo y devolverle la llave. Sakae ni siquiera miró a Shin; los ojos adormilados que acababan de despertar estaban fijos delante de él mientras pasaba el perfil de su rostro. Y por eso Shin se sintió tan aliviado.

"Um, veo que hay alguien más aquí."

Había sonidos de la ducha provenientes del baño.

“Puedes ignorarla. Si te la quieres coger hay condones junto a la cama en alguna parte."

No era la primera vez que Shin importunaba cuando Sakae tenía una mujer en su casa. Tampoco era la primera vez que Shin había escuchado este comentario que podría ser serio o una broma (y Sakae probablemente respondería, Lo que sea, si preguntara). Cada vez que sucedía, las palabras se quedaban atrapadas en su pecho, pero Shin nunca supo qué eran. ¿Por favor, no digas eso? ¿No me gusta escuchar eso? … ¿O quieres que use los condones?

No seas estúpido, Shin se reprendió ligeramente a sí mismo, pero se perdió con el sonido de Sakae abriendo y cerrando la puerta del apartamento. Shin dejó un suave suspiro y se dirigió a la cocina. Había botellas y latas de alcohol vacías en el fregadero, así que las enjuagó, aplastó las latas y las separó en bolsas. Aunque Sakae le había pedido a Shin que limpiara el apartamento, realmente no había mucho que hacer. Si había revistas o periódicos esparcidos por el suelo, o cualquier cosa que pareciera material para el programa, Shin normalmente los dejaba en paz. Limpiaba el polvo y el suelo unas cuantas veces, así como la cocina y el baño. Terminaría en una hora. No era mucho trabajo en absoluto –Pero ¿a quién le estaba dando excusas? Shin ató las bolsas de basura con fuerza. No quería admitir que estaba conmovido al escuchar la palabra "odio" tan directamente.

"¿Oh?"

Una mujer salió del baño cubierta de vapor. Shin ya la había visto antes.

"Eres el pequeño AD-kun. ¿Cómo estás?"

"Buenos días."

"¿Dónde está Sakae?"

"Se ha ido a trabajar."

"Oh, por eso su teléfono seguía sonando."

"Lo siento mucho."

Sin embargo, no tengo ninguna razón para disculparme, pensó Shin, pero lo hizo de todos modos ya que sería más fácil tratar con ella si lo hiciera. Era algo que repetía tal vez cien veces al día cuando inició en esta industria, que tal vez las palabras habían perdido su efecto. No sabía lo que estaba haciendo. No tenía confianza en sí mismo, no tenía habilidades, no tenía habilidad para el trabajo, y siempre tuvo miedo de que algún día Sakae le dijera, Ya no necesitas venir aquí. Esto era mucho más fácil comparado con eso.

“Hasta 30 minutos antes de que el teléfono comenzara a sonar, tenía mucha energía cuando estábamos follando, pero luego se quedó frito justo después de que terminamos. Su reloj biológico tiene que estar completamente estropeado. No come y solo bebe todo el tiempo. Va a morir prematuramente, estoy segura."

¿Por qué todos decían cosas tan horribles? Shin se dedicó a abrillantar la cocina.

"¿No deberías decirle algo al respecto?"

Shin pensó, Deberías decirle algo a tu misma. Alguien que vino a usar condones y ducharse en este lugar debería ser quien diga esas cosas.

"...No es mi trabajo."

"¿Eh?"

La mujer solo llevaba un albornoz, dio la vuelta al otro lado del mostrador e inclinó su cuerpo hacia Shin. Pero Shin mantuvo los ojos bajos y no la miró a los ojos. Todo lo que vio fue su escote entrando en su campo de visión. Se veían pálidos y suaves, y Shin se preguntó si se sentían agradables al tacto. Pero estos senos no podían planificar un programa de filmación y no podían operar las cámaras, administrar el equipo o editar las imágenes. El pequeño y mezquino orgullo que tenía por sí mismo solo lo hizo sentir más miserable.

"Entonces, ¿abrillantar la cocina es parte de tu trabajo?"

"Sí."

"AD-kun, llama un taxi por mí."

"Eso tampoco es parte de mi trabajo."

Por supuesto, si la mujer había pasado por Sakae, quien luego le transmitió la orden a Shin, él haría lo que le pedía, pero Sakae era demasiado vago y egoísta para usar a Shin para satisfacer la solicitud de una mujer.

"…No eres coherente."

A Shin le alivió escuchar que la gente no lo entendía. No tenían por qué entenderlo. No quería que lo entendieran. Si alguien alguna vez entendiese el pensamiento de Shin, eso significaría que le había entregado una parte de su corazón a alguien, y eso lo asustaba. Por eso podía sentirse relajado con Sakae. Sakae nunca se fijaba en él y nunca trató de conocerlo.

La mujer se vistió y salió del apartamento. El sol de pleno verano estaba alto en el cielo cuando Shin terminó su limpieza y dejó el complejo de apartamentos. Eso rehabilitó sus ojos privados de sueño. De repente se preguntó si Tatsuki había terminado su tarea como había dicho que haría.

 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario